Amway tiene en Colombia el líder del mercado en Latinoamérica

El presidente de la compañía de MLM Amway, Doug DeVos, ha atendido recientemente a un grupo de periodistas para ofrecer de primera mano los nuevos planes e inversiones de la multinacional, que lleva en el mercado casi seis décadas.

Hay que recordar, que actualmente Amway es la compañía de la industria de la venta directa más grande del mundo, contando actualmente con una fuerza de ventas de tres millones de empresarios independientes y una facturación en 2015 de 9.500 millones de dólares. Unos datos que dejan patente de la importancia de esta empresa dentro de la industria de la venta directa.

Su central, situada en Ada, municipio de Kent en Michigan (EE.UU) abarca una extensión de 1,6 Km2. En esta planta Amway manufactura gran parte de los productos de belleza, salud y cuidado del hogar y que vende en más de 140 países del mundo. Allí trabajan 4.000 empleados, 50 de ellos científicos en 42 laboratorios, por lo que fue necesario diseñar un sistema de buses para su desplazamiento dentro del complejo, cuerpo de bomberos propio y hasta ferrocarril para el transporte de materias primas necesarias en la elaboración de los productos.

DeVos, conocedor del potencial que representa Latinoamérica para Amway y que Colombia lidera el crecimiento en la región, no se aventuró con cifras ni proyectos específicos para ningún país, pues esa misión se la deja a cada uno de sus representantes, quienes son los que conocen bien qué es lo que necesita cada mercado para seguir creciendo, dejando claro que están dispuestos a brindar todo su apoyo a cualquier iniciativa.

“Latinoamérica es muy importante para nuestra compañía, es una región dinámica y en crecimiento. Hemos llegado un poco tarde y hemos cometido algunos errores, pero en los últimos diez años nuestra estrategia ha empezado a consolidarse en la región y el líder, francamente, ha sido Colombia”, dijo.

DeVos es un convencido del modelo de negocio (ventas multinivel) que heredó de su padre y de Jay van Andel, un sistema que ha demostrado ser sostenible por décadas. El éxito, en su opinión, “se debe a la confianza que depositan en cada uno de los empresarios que día a día se vinculan a la compañía y a la libertad que les proporcionan para que trabajen bajo sus propias metas, sus objetivos y su ritmo”.

 

El legado 

Recuerda que ese fue no solo el principio con el que se fundó la compañía, sino el mayor legado para él y Steve, hijo de Van Andel y su mejor amigo, con quien comparte hoy la presidencia de Amway.

“Mi padre y Jay siempre quisieron hacer un negocio juntos que fuera propio… Nosotros crecimos en ese ambiente (con Steve) y esa es nuestra ventaja competitiva. Nuestro desarrollo como empresa ha sido impulsado siempre por el deseo de los individuos de ser empresarios independientes. Este modelo fue desarrollado teniendo en cuenta a la persona más nueva, y nuestra responsabilidad es asegurar que la experiencia de ésta sea tan positiva que se sienta atraída a la compañía y pase a ser parte de Amway por mucho tiempo”, señaló.

Su compromiso con el modelo, los clientes y los productos, entre estos el suplemento vitamínico Nutrilite, que elabora en el complejo industrial de Buena Park (California), está por encima de cualquier otra actividad propia de una compañía de su tamaño.

“Ustedes vieron un excelente ejemplo con Nutrilite y pueden decirme que quizás el negocio de la granja (donde siembran y cosechan los productos para su elaboración) no es lo mejor a nivel financiero y se deberían hacer otras cosas y de otra manera, pero esto no es lo que nosotros queremos hacer ni ser. Queremos seguir invirtiendo en esas técnicas de granja para cumplir con la promesa que les hacemos a nuestros clientes”, precisa.

Advierte, no obstante, que no significa que el desempeño financiero de la empresa no les importe ni busquen ser eficientes, solo que esto lo hacen en un contexto de largo plazo porque piensan que es lo correcto. “Creemos que ser un negocio de familia es una ventaja competitiva frente al mercado y nuestro deseo es quedarnos ahí”, enfatiza.

DeVos dejó claro que son muy optimistas en el sentido de que seguirán creciendo a tasas de dos dígitos, nada dramático pero sí sólido, y que esperan que su filial en Colombia no celebre sólo 20 sino 30, 40, 50 años y más.

Antes de marcharse a atender otros asuntos, el directivo dijo que no teme que el crecimiento de la firma se pueda desbordar, pues han aprendido a afrontar situaciones de esa naturaleza.

“Lo que hemos aprendido de esa experiencia es que debemos asegurarnos de que estamos haciendo las cosas correctas para que ese crecimiento sea sostenible, monitoreando la satisfacción del cliente, las operaciones de venta y las inversiones”.

 

Fuente.: eltiempo

Translate »
error:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar