¿Cómo debe de ser la comunicación en momentos de crisis?

La comunicación es un factor fundamental para la sociedad, con ella transmitimos a otras personas nuestras emociones, sentimientos, ideas, pensamientos, etc., en resumidas cuentas nos conocemos.

Los momentos complicados por los que atravesamos a nivel global ocasionados por el ataque del diminuto coronavirus está provocando que numerosas autoridades hayan tomado la determinación de confinamiento de la población, como medida para evitar la expansión del COVID-19.

Pero tenemos que fortalecernos y seguir firmes, aunque sea exclusivamente desde nuestros hogares, hay que mantener en estas difíciles circunstancias la calma y los fuegos de la relación encendidos.

Para los vendedores directos es la hora de aprovechar las tecnologías que tenemos a nuestro alcance. En esta era digital, tenemos herramientas que pueden ayudarnos considerablemente para mantener nuestro espíritu emprendedor y favorecernos del uso de las múltiples redes sociales.

La venta directa se trata, en esencia, de construir relaciones personales, y eso es difícil cuando estamos en cuarentena y tenemos que mantener una distancia social. Sin embargo debemos de convertirnos y adaptarnos a estas nuevas circunstancias y aprovechar las cosas positivas.

 

Crayton Webb

Crayton Webb, propietario y CEO de Sunwest Communications, una de las compañías de relaciones y asuntos públicos con sede en Dallas, Texas. Anteriormente, Vicepresidente de Comunicaciones Corporativas y Responsabilidad Social Corporativa de Mary Kay, Inc., ha escrito en la web Direct Selling unos consejos de comunicación para cubrir las necesidades de estos futuros días.

“Aquí hay algunos consejos de comunicación sobre cuándo y qué comunicarse con sus empleados, clientes, colegas, amigos, familiares y sí, incluso con su fuerza de ventas independiente, cuando se trata de una crisis en constante evolución como COVID-19:

Como una empresa de relaciones públicas y comunicación de crisis, vemos muchas organizaciones que quieren esperar para decir algo hasta que saben que tienen toda la información y saben exactamente lo que es «correcto» decir. En una crisis, si bien, por supuesto, es crucial obtener los datos correctos, también recomendamos no sacrificar lo bueno por lo perfecto en un esfuerzo por comunicarse con sus audiencias y partes interesadas más importantes. Esos podrían ser sus clientes, pero sin duda son sus empleados y tal vez su junta directiva”, dice Webb.

 

¿Cómo y cuándo debemos comunicarnos?

En primer lugar, es importante comunicarse temprano y con frecuencia, incluso si no tiene todos los detalles o no necesariamente tiene actualizaciones sustanciales o numerosas.

Las personas, incluidos sus clientes y empleados, que confían en usted con su trabajo y sus medios de vida, quieren saber de usted. Además, en ausencia de cualquier información, incluso si es la misma información ligeramente actualizada, llenarán el vacío con rumores y especulaciones. Eso puede causar miedo e incluso pánico.

En tiempos de crisis, es fundamental tranquilizar a su público de que está al tanto de la situación, controlar las actualizaciones y luego compartir cualquier acción que le gustaría que tomaran.

Siempre es mejor comenzar reiterando que su prioridad es la seguridad y el bienestar de ellos y sus familias. Por supuesto, sus acciones deben respaldar ese sentimiento.

 

¿Cómo abordas lo que funciona y lo que no? Aquí hay algunos consejos sobre cómo comunicarse con precisión y transparencia:

Los tiempos difíciles desafían nuestra voluntad de ser abiertos y transparentes. Las mejores marcas y organizaciones están dispuestas a compartir abiertamente lo que funciona y lo que no.

Solicitan constantemente nuevas ideas y soluciones. Luego, recompense esas sugerencias, incluso si no son las correctas para el momento, a fin de generar una cultura de apertura y franqueza.

Los mejores líderes y compañías también están dispuestos a admitir cuando no saben la respuesta a una pregunta, pero se comprometen a averiguar o dar vueltas cuando lo sepan, y luego, por supuesto, hacerlo.

Es mucho mejor ser honesto por adelantado y decir: «No sé«, que especular y retractarse más tarde. La confianza es la clave.

 

Planificación

Planifica, planifica y planifica más. La mejor manera de asegurarse de que se está comunicando de manera proactiva en una crisis en tiempo real y continua como COVID-19 es comenzar a planificar lo que está a la vuelta de la esquina.

Si bien es difícil pensar con anticipación cuando tienes la cabeza baja durante una crisis, debemos hacerlo.

Las mejores marcas y organizaciones estaban considerando y probando sus planes de continuidad comercial y trabajaron desde sistemas domésticos hace 3-4 semanas.

Ahora, si no es muy pronto, es el momento de comenzar a pensar en las consecuencias: ¿cómo será la comunidad, el país y el mundo después de la crisis? ¿Cómo sobrevivirá, recuperará o prosperará su marca?.

La continuidad del negocio es una cosa, pero con el impacto en la economía, muchas empresas experimentarán impactos devastadores¿Cómo contará su negocio su historia cuando llegue el alivio de esta crisis?.

 

Necesitamos comunicarnos a través del ruido. Aquí hay algunas herramientas sugeridas para ayudar a que su mensaje llegue:

En tiempos de crisis, como ahora, es mejor usar múltiples formas de comunicación. Las personas tienen tanta información que les llega tan rápido. Si desea que presten atención, considere las actualizaciones por correo electrónico mientras planifica una llamada de conferencia semanal o quincenal. Haga que las personas sientan que está en contacto y en sintonía con ellas, incluso si todos trabajan desde su casa o fuera de la oficina.

Las redes sociales también son una excelente manera de comunicarse con sus clientes, inversores y otras partes interesadas clave que tienen un interés personal en su negocio. El video siempre es convincente, si es corto.

 

Puedes preguntarte a ti mismo; ¿Cómo respondo si recibimos una llamada de un periodista?

Siempre debe haber un plan para tratar con los medios. Una crisis es el momento de probar su protocolo y proceso de medios. Si no tienes uno, obtén uno lo antes posible.

Piense en quién debería ser siempre el «centro de la rueda«: un departamento o persona asignada para trabajar con los medios. Todos deben saber en toda la organización que todas las consultas y divulgación de los medios deben realizarse a través de esa persona o equipo. Sin excepciones.

Es fundamental que sus mensajes a los medios se alineen con los mensajes que envía a sus audiencias más importantes: sus clientes, empleados, líderes y juntas directivas.

Pero los mensajes también deben ser personalizados para cada audiencia sin dejar de ser consistentes. Puede parecer falso si dice exactamente lo mismo con la misma palabrería a todos sus interesados. Y, sin embargo, la consistencia es la clave.

Al tratar con los medios de comunicación, también es imprescindible planificar los mensajes clave que desea transmitir. Esta es la oportunidad de su organización para contar su historia y dar lo mejor de sí.

Se necesita capacitación y práctica para aprender a responder las preguntas de un periodista cuidadosamente mientras se asegura de que solo comparte los mensajes que planeó y practicó la comunicación.

 

Fuente.: directsellingnews

Translate »
error:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar