Como evitar los conflictos más comunes con tu socio

Dado que emprender no es una actividad sencilla, no es nada raro que los valientes que se atreven a dar el paso busquen algo de ayuda. No es fácil encontrar un buen socio, pero incluso si escoges el mejor posible ten en cuenta que es normal que surjan los conflictos, y cuanta más personas estén al frente de un negocio más posibilidades hay de que surjan desacuerdos.

Lo importante es tener la capacidad para resolver esas controversias, porque en caso de no ser así un proyecto empresarial que en principio era viable puede acabar siendo un auténtico fracaso, y esto sería una pena. Así que vamos a repasar los conflictos más frecuentes entre socios para intentar evitarlos y saber cómo solucionarlos en caso de que aparezcan.

 

 

Discusiones porque no se sabe lo que uno espera de otro

Una de las dificultades que nos encontramos al emprender es que no reunimos todas las características que serían deseables en un buen emprendedor. Quizá sepamos mucho sobre finanzas y gestión, pero no tenemos ni idea de cómo dar a conocer nuestro negocio. O somos capaces de dar muy buen servicio pero la atención al público no es nuestro punto fuerte. Esto es algo que podemos solucionar con un socio que complemente nuestras habilidades y capacidades.

El problema surge cuando no hay una coincidencia entre lo que esperamos de nuestro socio y lo que obtenemos de él, o cuando a él le ocurre lo mismo con nosotros. En muchos casos estos ocurre porque no se han definido de antemano las funciones de cada uno y no se han establecido unas metas comunes para alcanzar. 

 

Problemas derivados del uso del dinero

Un grave error que se comete con frecuencia al emprender (a solas o con compañía) es utilizar el dinero del negocio como si fuera propio. Si el dinero de la empresa se acaba convirtiendo en una especie de fondo de reserva para que los socios tiren de él cuando lo necesiten por motivos personales, el conflicto está servido.

Es importante dejar claro desde el principio que cada socio tendrá su sueldo y el dinero del negocio solo se puede tocar para fines relacionados con el mismo. En muchos casos incluso resulta recomendable dejar las finanzas en manos de un tercero, que se asegure de que el dinero de la empresa no se utilice para otros fines.

 

Tras emprender, un socio quiere imponer la llegada de otro socio

No hay nada malo en que un negocio crezca y necesite de nuevos socios que aporten capital. El problema viene cuando ese socio es sugerido o incluso impuesto por uno de los socios actuales, porque esto desequilibra la balanza de poder, aún cuando todos los socios tengan exactamente la misma participación en el negocio.

Si a los socios A y B le sumamos el socio C, que es hermano de B, en caso de surgir algún conflicto es muy probable que B y C defiendan un postura, mientras que A defiende otra. Al no ser este socio una persona objetiva, se crea una situación en la que uno de los socios puede quedar aislado y no ser tenido en cuenta para las decisiones importantes.

 

La actitud pasiva de quien no entiende lo que es emprender

Emprender implica estar siempre al pie del cañón. El esfuerzo no se limita a los primeros meses del proyecto hasta conseguir ponerlo en marcha, luego hay que seguir trabajando día a día para ganar clientes y obtener más rentabilidad, pero esto es algo que no todo el mundo tiene en cuenta.

No es extraño que entre socios siempre haya uno que aporte más esfuerzo que otro, pero cuando uno de ellos adopta una actitud pasiva y la mantiene a lo largo del tiempo la situación se puede complicar mucho. Si este tema no se trata a tiempo puede derivar en una corrupción absoluta de la relación entre los socios y derivar en una ruptura de esa unión.

 

Rencillas derivadas del mal funcionamiento del negocio

Si es normal que surjan conflictos entre los socios cuando las cosas van bien, es todavía más normal que las discusiones y los enfrentamientos se den cuando el negocio no marcha como se esperaba. Sin embargo, en este caso los conflictos son todavía peores para la marcha de la empresa, porque en lugar de trabajar juntos para superar la situación cada uno de los emprendedores va por su lado.

Este tipo de conflictos están entre los más difíciles de superar y son de los más graves. Negocios que podrían ser viables si los socios dejaran sus rencillas al lado y trabajaran conjuntamente para conseguir sus objetivos, pueden acabar siendo un total fracaso y acabando a la vez con la relación personal entre los socios.

 

¿Qué hacer si al emprender surgen conflictos entre los socios?

Muchas veces los conflictos son inevitables, y acaban apareciendo tarde o temprano. Lo que no se debe hacer es dejar que los problemas se enquisten, hay que buscarles solución lo antes posible. En la mayoría de los casos bastará con un diálogo tranquilo entre las partes que sirva para recordarles por qué decidieron emprender conjuntamente en su momento.

En los casos más graves se puede optar por contar con la ayuda de un mediador, un tercero objetivo que examine la situación desde fuera y proponga una solución. En muchos casos se suele confiar en un abogado para estos temas, puesto que puede poner sobreaviso de las consecuencias legales que se pueden derivar de ciertos conflictos o de ciertas decisiones.

 

La toma de decisiones drásticas como última opción

En caso de que no sea posible superar el conflicto, no queda más remedio que tomar una decisión drástica. Los socios deberán decidir si quieren que el negocio perviva o no. Si ninguno de ellos tiene interés en continuar con lo que tanto les ha costado emprender, queda la opción de vender el negocio, si fuera posible, o cerrarlo y liquidarlo.

La otra alternativa es que uno de los socios tome la decisión de dejar el negocio, en cuyo caso su parte deberá ser adquirida por el socio que se queda o incluso por una tercera persona. Lo que está claro es que si el conflicto es muy grave y no se alcanza una solución, lo mejor es tomar decisiones lo antes posible.

 

Fuente.: merca2

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar