D9 Clube, también cierra sus puertas en Brasil

Como ya viene siendo habitual durante los últimos tiempos, se ha vuelto a destapar una nueva estafa piramidal. En esta oportunidad han sido las autoridades de Brasil las que han realizado una operación contra D9 Clube, empresa bajo sospecha de estar operando bajo un esquema piramidal.

Recientemente esta compañía fue portada de los medios de comunicación de Paraguay por tener cientos de denuncias provenientes de personas estafadas.

 

Cooperación de las Autoridades

Ahora han sido las autoridades brasileñas, mediante una operación conjunta entre la Delegación Contra Hurtos y Robos (DRFR, por sus siglas en portugués), el Departamento de Crímenes Contra el Patrimonio (DCCP) y la Policía Civil de Itabuna, las que han llevado la operación Gizé, -en referencia a las pirámides de Egipto- el pasado jueves.

Para desarrollar la operación ha sido necesaria la creación de un grupo de expertos en este tipo de delitos conformado por Humberto Matos, Andre Aragao, Katiana Amorim y Delmar Bittencourt.

 

Fraude de unos 2 billones de reales

Durante el desmantelamiento de los implicados se han decomisado varios equipos y vehículos, entre los que se encontraron una cámara fotográfica, un dron, un equipo de minería -aunque las autoridades lo identificaron como un server-, una moto de agua y una motocicleta de alta cilindrada marca Harley Davidson.

Las operaciones de D9 en Brasil han defraudado hasta 2 billones de reales y en la localidad de Itabuna unos 200 millones. Según el periódico digital ‘diariobahía’, la operación se desarrolló en el barrio Jardim Vitoria, en el lugar de habitación de de Marcos Franca, uno de los mayores promotores de Telexfree, esquema piramidal de los más conocidos y de mayor repercusión de los últimos años.

 

Se aprovechaban de la pasión por el fútbol

Delmar Bittencourt, Delegado, Departamento de Crímenes Contra el Patrimonio dijo: “La gente percibió que existía un movimiento financiero sospechoso, de personas detentando riquezas incompatibles con el contexto. La oferta de capitalización fraudulenta aprovechaba la conocida pasión carioca por el fútbol para ofrecer cantidades importantes de recursos relacionadas con apuestas relacionadas con el fútbol. A través de su página web prometían un porcentaje de beneficio de las apuestas de sus clientes sería de 33% sobre el valor invertido, con pago semanales durante un año, y al final, aún el valor principal invertido de vuelta. Demasiado bueno para ser cierto.

Con esa idea convencían a los usuarios que también debían cancelar una ‘primera cuota’ para poder participar en el negocio. Sin embargo, cuando los usuarios intentaban retirar las ganancias prometidas, caían en cuenta de la estafa, por lo que empezaron las denuncias en la comisaría.

Es casi imposible obtener 100 por ciento de aciertos en apuestas de juegos de cualquier naturaleza y durante mucho tiempo. Contraria la ley natural del mercado de capitales”.

 

 

Nota.: La imagen de la portada ha sido tomada de YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
error:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar