Las 10 cosas que debes de saber sobre la Venta por Catálogo

México es uno de los países a nivel mundial más importantes dentro del comercio de Venta Directa y ocupa el segundo puestos en Ventas Directas en la zona comercial de Latinoamérica. Cualquier mexicano es o conoce a alguien que se dedica a este negocio de venta por catálogo. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Ventas Directas (AMVD), uno de cada cuatro hogares de México cuentan con por lo menos una persona que dedica parte de su tiempo a las ventas directas.

Desde mediados del siglo XX, las ventas directas o ventas por catálogo son una alternativa para los mexicanos que quieren generar ganancias extra. Actualmente son más de 2,2 millones de personas las que venden desde cosméticos, productos para el cuidado personal, fragancias, suplementos alimenticios y artículos para el hogar, generando ventas netas que superan los 62.100 millones de pesos al año.

Estas circunstancias y otras muchas hace necesario recordar a toda persona que tenga curiosidad por esta industria, esté buscando alternativas para generar dinero extra o sea parte de los millones de personas que se dedican a esta actividad, deban recordar y conocer las 10 cosas que deben saberse sobre las ventas por catálogo:

 

  1. A nivel mundial, México es uno de los países más importantes de esta industria 

México ocupa el séptimo lugar a nivel mundial y es el segundo país en Ventas Directas en Latinoamérica. La industria global registra ventas netas anuales de 182 mil millones de dólares (conforme a la Federación Mundial de Asociaciones de Venta Directa – WFDSA por sus siglas en inglés) cuyos 10 mercados más importantes son:

1. Estados Unidos, 2. China, 3. Japón, 4. Corea del Sur, 5. Brasil, 6. Alemania, 7. México,8. Francia, 9. Malasia, 10. Reino Unido.

 

  1. Es una industria de más de 100 años 

El comercio es tan antiguo como la sociedad. Sin embargo, el sistema de ventas directas como un canal en el que fabricantes y empresas comercializadoras se apoyan en distribuidores independientes para llevar sus productos directamente a los consumidores, surgió a finales del siglo XIX en los Estados Unidos. A partir de ahí ha crecido y se ha adaptado a los cambios sociales y tecnológicos sin dejar de mantener como elemento principal la construcción de una relación e interacción directa entre distribuidores y consumidores. En México, las primeras empresas de venta directa comenzaron operaciones a mediados del siglo pasado.

 

  1. De las primeras industrias en empoderar a la mujer 

Es importante recordar lo distinto que era el mundo a principios del siglo XX, donde el trabajo de las mujeres era severamente criticado por la sociedad o incluso en algunos casos prohibido. En un contexto de represión de género a nivel global, una gran cantidad de mujeres encontraron un camino para impulsar su desarrollo personal a través de las ventas directas, una actividad “extra” que les permitía potenciar y desarrollar sus aptitudes, una industria en la que la mujer dominó durante muchas décadas…

 

  1. Las ventas directas no son sólo para ellas 

Los logros a favor de la equidad, se reflejan en una sociedad en la que cada vez más, las actividades no son (y no deben ser) condicionadas al género, raza, religión, orientación sexual, etc. y eso impacta a todos niveles de nuestro actuar social y económico. En el caso de la industria de Ventas Directas, son cada vez más hombres los que participan en ella. En los últimos 3 años los distribuidores independientes hombres han pasado del 1 al 17%, participando principalmente en las categorías que tienen que ver con nutrición y un estilo de vida saludable.

 

  1. Internet y redes sociales son una ventaja para las ventas directas 

Las ventas directas tienen como principio la interacción directa entre distribuidor independiente y consumidor, en donde se crea una relación de mutua confianza.

Como consumidores confiamos en las personas más que en las corporaciones, en aquellos con los que tenemos algo en común (ya sea que vivan al lado de nosotros o en una ciudad a cientos de kilómetros) y ese componente social y de confianza, es utilizado por los vendedores independientes del siglo XXI, que apoyan sus actividades con herramientas como las redes sociales, sistemas de mensajería, correo electrónico, etc. y son un ejemplo claro de la tendencia actual de comercio social.

Adicional a ello, los hogares jóvenes, uno de los grupos que mayor uso y afinidad tienen por las nuevas tecnologías son, de acuerdo con el Estudio de Ventas Directas 2015 de la AMVD, el grupo poblacional más interesado por entrar a este negocio.

 

  1. ¿Cualquiera puede hacerlo? Si, pero no… 

Vender por catálogo es una actividad que no depende de una formación profesional específica y que puede contribuir a las finanzas personales ya sea a través del ahorro al comprar productos con descuento, o generar ganancias extra por la venta de los mismos. Sin embargo, como cualquier profesión, los distribuidores independientes más destacados son aquellos que tienen (lo sepan o no) o desarrollan habilidades de ventas, negociación y empatía. Muchas personas que comienzan en esta industria se dan cuenta de habilidades que no creían poseer y logran obtener beneficios de ellas.

 

  1. Industria regulada 

Las empresas de la industria de la venta directa, se encuentran sometidas a las disposiciones legales mexicanas, de hecho es una industria que, además de estar regulada como cualquier actividad empresarial, tiene un marco regulatorio especial previsto en la NOM 035 SCFI-2003 “Prácticas Comerciales – Criterios de Información para los sistemas de ventas a domicilio” y como cualquier actividad comercial formal está sujeta al cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

Tanto las empresas fabricantes y comerciales, así como sus distribuidores independientes cumplen con sus obligaciones legales y fiscales. Estos últimos, al igual que cualquier profesionista independiente, deben reportar sus ingresos a través de cualquiera de las modalidades que la autoridad fiscal contempla para ello (por ejemplo, el régimen de “Persona Física con Actividad Empresarial”).

 

  1. El multinivel es legal, y es el sistema de compensación más utilizado en las ventas por catálogo 

A veces se confunde multinivel con ventas directas, la Venta Directa es un canal de distribución con el que un producto o servicio, se comercializa directamente al consumidor. El multinivel es un sistema de ganancias legal, utilizado por la industria de Ventas Directas, en el que una persona genera beneficios a partir de lo que vende él y la red de personas que ha construido. El multinivel es una mediación mercantil, entre las empresas y los distribuidores, figura que esta prevista en el Código de Comercio, con el fin de comercializar bienes o servicios.

El modelo de multinivel es totalmente distinto de los esquemas piramidales, los cuáles son ilegales debido entre otras causas, a que: (i) no se apoyan en la venta de ningún producto, sólo buscan captar dinero; (ii) las personas reciben comisiones por reclutar gente; (iii) la inmensa mayoría de sus ganancias proviene de la compras de productos que realizan sus Distribuidores y no del público en general (lo cual denota que no existe una demanda real de sus productos).

 

  1. ¿Qué productos vender y de qué empresas? 

Primero que nada productos que tú utilizas, ya que esto facilita que puedas venderlos, adicionalmente una de las ventajas de este sistema es que puedes colaborar con varias empresas por lo cual no tienes que limitarte a una sola categoría. La AMVD reporta que 50% de los distribuidores independientes comercializan productos de 2 o más empresas y 25% de ellos compra productos para autoconsumo.

Es importante comprar productos de empresas reconocidas que cumplen con la legislación mexicana, ofrecen garantías y sistemas de compensación claros, y que se norman por principios éticos globales. Puedes encontrar un listado en la AMVD, organización que integra a las empresas más importantes de esta industria: http://amvd.org.mx/socios_activos.php

 

  1. Puedes vivir de las ventas directas 

Algunas personas utilizan las ventas directas como una ayuda para terminar la quincena, aprovechando que comenzar a vender no les significa una gran inversión de tiempo o dinero. Sin embargo, los mayores casos de éxito vienen de personas que después de esta primera etapa se dedicaron a aprender y mejorar habilidades de venta y relaciones interpersonales, manejo de dinero y estrategias de negocios, como en cualquier otra industria o rama comercial.

 

Fuente.: de10.com.mx

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar