Dos detenidos en Pamplona y Ansoáin por una estafa piramidal en Málaga

La Policía Nacional ha detenido a dos vecinos de Pamplona y Ansoáin (Navarra), España, como presuntos autores de un delito de “estafa piramidal” denunciado en Málaga por una mujer, quien invirtió más de 5.000 euros en un producto financiero inexistente.

Según ha informado este jueves la Jefatura Superior de Policía de Navarra en una nota, la investigación fue desarrollada a raíz de una denuncia presentada en el Juzgado de Instrucción número 8 de Málaga por una mujer que señalaba que un amigo le había ofrecido un producto financiero con unas condiciones económicas que finalmente no se habían cumplido, por lo que se había sentido víctima de una estafa.

La denunciante manifestó que había realizado un ingreso de 5.580 euros en una cuenta bancaria a instancias de su amigo, por el que al parecer iba a recibir unos interesas del 100 por ciento, pero únicamente había recibido tres ingresos por importes de 562, 234 y 562 euros.

La cuente donde se hizo el ingreso pertenecía a dos personas en Navarra, en las localidades de Pamplona y Ansoáin, donde los agentes los identificaron y detuvieron por ser los hechos descritos constitutivos de un delito de estafa, conceptualmente conocida como “ estafa piramidal”.

Las mismas fuentes explican que este tipo de estafa se caracteriza por no existir una actividad o inversión real que la sustente, sino que los beneficios de unos inversores se pagan directamente con el dinero que invierten otros inversores, es decir, con el dinero de los últimos que entran en el sistema pagan a los primeros que entraron en dicho sistema.

Estas empresas no invierten el dinero en las inversiones que dicen hacer, simplemente se dedican a dar el dinero de los nuevos a los antiguos inversores, quedándose con una parte.

Inicialmente el sistema funciona porque al principio entra poca gente y eso hace que haya más inversores nuevos que antiguos, lo que permite que con el dinero de muchos (los nuevos) puedan pagar a unos pocos (los antiguos) el dinero que pusieron más los beneficios prometidos.

Sin embargo, a medida que va creciendo el sistema se acerca su final, ya que llega un momento en el que ya les resulta muy difícil engañar a gente nueva y eso hace que los nuevos no sean muchos sino pocos en comparación con la gente que tiene que empezar a cobrar en el futuro cercano.

Llegado ese momento crítico las personas que montaron el sistema desaparecen con todo el dinero que esté en esos momentos en su poder, y ya nadie más cobra lo prometido.

Así, las mismas fuentes señalan que los detenidos fueron puestos en libertad con cargos, una vez finalizada sus declaraciones, en las que manifestaron que ellos también habían invertido dinero de su bolsillo, y por lo tanto también se habían sentido víctimas de la estafa.

 

Fuente.: diariodenavarra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
error:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar