El control por el Grupo Omnilife se prevé un proceso largo

Omnilife, empresa de Marketing Multinivel, está sumida desde el pasado día 3 de abril en una batalla legal y corporativa por su control entre los dos miembros, que conformaban hasta el momento la pareja más poderosa de México, Angélica Fuentes Téllez y Jorge Vergara Madrigal.
Vergara destituyó a Fuentes de la dirección general de sus empresas argumentado presuntos malos manejos que derivaron en una denuncia. Sin embargo, de acuerdo con expertos, el empresario ha pasado por alto los mecanismos mercantiles a los que una sociedad debe someterse para la separación de bienes y, arbitrariamente, tomó la decisión de destituir a Angélica Fuentes de la dirección general de Grupo Omnilife y Grupo Chivas, empresas que están valoradas en 1.027 millones de pesos y 1.873 millones de pesos, respectivamente, según sus informes corporativos.
De acuerdo con Óscar Zavala Gamboa, académico de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a pesar de que “la decisión fue totalmente arbitraria y no contempló ningún tipo de procedimiento, por lo que fue un acto a todas luces ilegal y que no cumple los estatutos de la sociedad mercantil”, ahora los dos empresarios están en igualdad de condiciones de quedarse al mando de las empresas disputadas, ya que Angélica es dueña del 50 por ciento de Grupo Chivas y del 49 por ciento de Grupo Omnilife.
El abogado añadió: “Lo que se está disputando es el dominio de las empresas, no quedárselas y eso se determinará en la asamblea de accionistas; el ganador, al final, será el que tenga el control sobre las mismas”.
Jorge Vergara tomó la decisión de destituir a su aún esposa de sus cargos, por tener dudas sobre el manejo de la empresa: “Angélica deja de ser la directora del grupo, porque es la directamente responsable de todo lo que pasaba en el grupo, por lo que fue sacada de su puesto, y en este momento solamente hay que esperar que termine para encontrar responsabilidades […] Desgraciadamente tengo que admitir que estaba un poquito ciego y no me di cuenta de lo que estaba sucediendo”, dijo el empresario en declaraciones a la prensa, cuando anunció la destitución de Angélica.
Tras la destitución, Fuentes presentó una demanda de amparo en contra de la Fiscalía General del Estado de Jalisco en contra de cualquier acción que pretenda hacerla comparecer ante dicha autoridad, mismo que le fue otorgado a cambio de una garantía de 11.000 pesos, cantidad que no fue pagada.
Posterior a esta acción, Fuentes convocó a una Asamblea General Ordinaria de Accionistas del Grupo Omnilife, el próximo 29 de abril, en la que buscará recuperar la dirección general de la empresa, aunque desde la perspectiva de Vergara, éstas asambleas son para la no restitución de Fuentes.
Zavala Gamboa planteó que el tiempo que tardan este tipo de conflictos dependen de los estatutos y del acta constitutiva de las empresas, pero que una parte fundamental es la disposición de las bases para generar acuerdos, por lo que analizando las personalidades y las acciones que el matrimonio ha tenido en las últimas semanas se podría decir que el conflicto va para largo.
Además será necesario que con base en la Ley General de Sociedades Mercantiles y las disposiciones generales, se determine el contrato social mediante el cual se formó la empresa.
La trayectoria empresarial de Angélica Fuentes es una sucesión de éxitos. Después de 20 años dirigiendo el Grupo Imperial, la distribuidora de gas natural más importante del norte del país, en 2007 fue contratada para reorganizar las finanzas de la empresa de ventas multinivel Omnilife, base de un imperio que incluye al aún lucrativo club de futbol Chivas Rayadas de Guadalajara, uno de los más tradicionales de México.
La relación de negocios con el dueño de tal emporio, Jorge Vergara, se convirtió rápidamente en personal y, en mayo de 2008, ambos empresarios difundieron en los medios las fotografías del fastuoso matrimonio de días que celebraron en un castillo del norte de la India.
Angélica Fuentes se convirtió luego en copropietaria de Omnilife-Angelissima-Chivas, consorcio al que se le atribuye una facturación de más de 1.200 millones de pesos al año, el empleo de unas 3.500 personas y presencia comercial en 18 países.
Tal poderío económico se ha ido convirtiendo también en una mayor proyección de su imagen a nivel internacional. En 2013, Fuentes fue incluida en una lista de las 50 empresarias más exitosas de América Latina y, en 2014, la revista Forbes la calificó como la quinta más importante de México. En enero de este año fue panelista en el Foro Económico Mundial de Davos y, en marzo, se distinguió además por ser la única mujer en el grupo de empresarios que acompañó al Presidente priista Enrique Peña Nieto en su reciente visita al Reino Unido.
Justo cuatro meses antes, en enero, el equipo Chivas del Guadalajara incrementó sus acciones, lo que confirmaba una mayor presencia del matrimonio en el club deportivo.

Fuente de información.: sinembargo

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar