El esfuerzo sostenido, la clave para lograr las metas en Network Marketing

Un esfuerzo intenso, enfocado y sostenido en la realización de las actividades productivas es el ingrediente principal para elevarnos en cualquier nivel que estemos en Network Marketing (NWM).

Piénsalo un segundo. ¿Realmente crees que el conjunto de habilidades e ideas que abrazas hoy en día van a llevarte a una situación emocional, económica, profesional como network marketer superior el día de mañana?

No. No va a ser así.

El estado mental, emocional, económico, social, profesional y personal en que nos encontramos nos tiene exactamente en el límite superior de hasta dónde podemos llegar en nuestro negocio NWM y en nuestra vida.

Para elevarnos tendremos que hacer cosas diferentes. Es así de simple.

El 2019 aceleró su paso y en este momento es posible que usted ya haya abandonado la mayoría de proyectos que empezó en enero, entre los que seguramente estaba aprender un segundo idioma, hacer ejercicio, construir o fortalecer su negocio NWM.

Posiblemente, también tiró la toalla con alguna idea o emprendimiento que se trazó con mucho ánimo hace un par de meses, e incluso se aburrió de esa tarea de prospección o mejorar su presencia en redes sociales.

Si alguno de estos es su caso, preocúpese por su falta de compromiso, pero consuélese al saber que el 98 por ciento de los networkers amateurs, por lo menos en América Latina, no logran terminar con éxito las cosas que emprenden o se proponen, a pesar del ánimo y la disposición con la que las comienzan.

La cifra sale de mi experiencia durante dos décadas en NWM, como mentor y conferencista desde México hasta Argentina y del seminario-taller “Haz que funcione”.

¿Por qué cuesta tanto mantenerse en este proyecto NWM?

 

¿Por qué los “nuevos” parecen sabotear sus propios emprendimientos?

 

¿Por qué eso que comienza como una buena idea termina siendo una cosa aburrida a la que no vale la pena invertirle tiempo ni esfuerzo?

 

La respuesta, desde mi óptica, está en dos palabras que casi nunca combinamos juntas, ni al hablar ni mucho menos al actuar, y en las que está la clave para sacar adelante un negocio NWM.

Me refiero al esfuerzo sostenido.

Así lo cuento en las conferencias que imparto y en las que explico cómo salir del círculo de los incumplimientos personales, que tal vez son los más graves de todos, y entrar en el selecto grupo de quienes aprenden a cumplir sus metas.

Haz que funcione” es uno de los seminarios más concurridos de los últimos tiempos en América Latina que hace énfasis en cómo prepararse para emprender en NWM. ¿Para qué? Para que no llegue la duda y abandone.

Llevo +20 años trabajando con grupos NWM. 

Me he dado cuenta de que varias personas que ingresaban, hacían compromisos conmigo, y al volver a verlos en la siguiente sesión ya los habían abandonado.

Al preguntarles por qué, siempre me daban las mismas razones. Eso es estadísticamente medible y así establecí cuáles son las creencias limitantes del latino y me dediqué a estudiar cómo quitárselas.

He encontrado que la más grande de las creencias limitantes del latino es el autoconocimiento.

El “yo me conozco y a mí el hacer nuevos contactos no me entra”, “yo me conozco y no sirvo para ventas”.

Siempre que imparto una conferencia o hago mentoría digo lo mismo: como seres humanos, les deseo con el alma que nunca se auto-conozcan.

Visto desde el lado personal, el autoconocimiento es una versión que la gente hace sobre su pasado para justificar algo en el presente. 

Desde el punto de vista los equipos en NWM, he visto la facilidad con la que rompemos acuerdos. Hacemos una reunión y preguntamos al final si están todos de acuerdo y todos contestan que sí. Pero apenas salen por la puerta, el uno le dice al otro “eso no se va a poder”. Ahí aparece la duda y se acaba el esfuerzo.

 

¿Qué es el esfuerzo sostenido y en qué se diferencia de un esfuerzo normal?

Todo el mundo es capaz de hacer un esfuerzo, pero muy pocos hacen esfuerzos sostenidos. Para mí, la diferencia está en la duda, es decir, ese momento en que una persona dice que ya no puede, que le queda grande o que no sirve para eso. Es ahí donde debe entrar la metodología para lograr el esfuerzo sostenido.

 

¿Para qué sirve?

El esfuerzo sostenido no es opción, es selección natural. Solamente aquel capaz de mantenerse durante dos horas del día a lo largo de un año haciendo presentaciones al frente de nuevos prospectos, habrá construido un negocio NWM importante al final del año. Eso es selección.

El esfuerzo sostenido es la diferencia entre vivir la vida como networker por accidente o vivirla por diseño.

Un ejemplo: el 95 por ciento de las personas viven su vida como networkers por accidente, no por diseño, o sea, nunca se han formado apropiadamente.

El esfuerzo sostenido es tomar un curso como “Construyendo tu Negocio NWM 2019®”

o “Network Marketing ÉLITE”® o “Haz que funcione”®. Y eso puede hacer la diferencia entre lograr o no sus objetivos.

Todas las personas pueden pasar de vivir la vida como networker por accidente a diseñarla, a través de un esfuerzo sostenido.

 

¿Todos dudamos o hay personas que siempre terminan lo que emprenden?

Creo que a todos nos pasa, pues la duda es parte del esfuerzo. Hay gente que aplica de forma intuitiva las herramientas que enseño.

Haz que funcione”® es una secuencia de herramientas aplicables, no es nada de motivación. Somos puro poder causativo en respuesta a preguntas como ¿fuiste o no fuiste?, ¿te quedaste o te saliste?, ¿hiciste o no hiciste?, ¿presentaste o no presentaste?

 

¿Qué se requiere para hacer un esfuerzo constante?
  • Tener interés. Interesarse y generar interés en el reto que se tiene, algo que uno se puede obligar a tener. “El problema de mucha gente es que solo quiere hacer cosas que le gustan”. En opinión, hay que aprender a hacer cosas que a uno no le gustan y volverlas rentables.
  • Buscar la herramienta.Mucha gente se enfrenta a un reto sin suficiente interés o con una herramienta a medias. Y, por supuesto, al final, cuando fracasan, ni siquiera saben por qué fracasaron. “Hay que tener herramientas adecuadas y completas para cumplir con los retos”.
  • Enfrentar el reto.Una instancia a la que se llega después de superar las dudas y que se consigue a través del esfuerzo sostenido.

“Aconsejo a todos que no se enfrenten a un reto sin el interés suficiente y sin la herramienta adecuada”.

  • Mantenerse.La esencia del esfuerzo sostenido es la palabra ‘mantenerse’, algo que no es tan sencillo.

Hay que mantenerse a pesar de la burla del entorno, incluidos los amigos; a pesar del aburrimiento, que es parte del esfuerzo; a pesar del escepticismo interior, es decir, a pesar de que no creas en ti; a pesar de la falta de apoyo y de falta de reconocimiento.

 

Nota.: Artículo escrito por Juan Francisco de Marti, CEO De Marti Academy- Network MarketingLeadership. en De Marti Academy

Translate »
error:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar