El Grupo Omnilife quiere regresar al mercado ruso e incursionarse en Nigeria, Israel, Australia, India y China

Jorge Vergara, propietario del Grupo de MLM Omnilife, parece vislumbrar los primeros rayos de luz tras un largo periodo de constantes disputas por el control empresarial de Omnilife con su todavía esposa Angélica Fuentes.

Hace un par de días, saltaba la noticia de que una sentencia judicial dejaba a Fuentes fuera de los dos grandes grupos empresariales (Chivas y Omnilife) que dirigían ambos tras contraer matrimonio.

Aunque todavía no ha superado completamente los líos legales derivados de su ruptura con Angélica Fuentes, quien era CEO de Grupo Omnilife, pero a raíz de la reciente decisión judicial, ha vuelto a recuperar nuevamente el mando de su empresa y quiere aplicar un plan para dejar atrás lo que llama una época de estancamiento en la compañía.

Vergara es portada, de la edición publicada hoy día 1 de junio de 2016, del diario digital de economía ‘Expansión.mx’. En el artículo interior habla del pasado de Omnilife, de la situación económica por la que atravesó el Grupo empresarial, tras las desavenencias con Angélica Fuentes y de los proyectos de futuro que tiene pensados para la expansión de Omnilife.

 

Cambio de estrategia

La estrategia de Vergara al frente de Omnilife, empresa que fundó en 1991, pasa por bajar costos y aumentar las ventas.

Su crecimiento se centra específicamente en regresar al mercado ruso e incursionar en Nigeria, Israel, Australia, India y China. En algunos mercados, como Brasil y Estados Unidos, las ventas de la compañía multinivel crecen hasta 30%.

Omnilife posee el 2,5% del mercado de venta directa, que alcanzó un valor de 19.000 millones de pesos mexicanos en 2015, de acuerdo con cifras de Euromonitor.

 

Un cuento de hadas con triste final

De todos es conocido, que la ruptura del matrimonio de empresarios fue más allá de lo personal. En abril de 2015, Jorge Vergara destituyó a Fuentes como directora ejecutiva de Grupo Omnilife bajo acusaciones de fraude por más de 400.000 millones de dólares. A su vez, Fuentes demandó a Vergara por intimidación y extorsión.

El multimillonario mexicano se ha lamentado de haber delegado demasiado y haber desentendido del rumbo de la empresa. “Le creí todo y no le controlé nada”, dice el empresario al periódico digital Expansión. Ahora, asegura, ha aprendido su lección.

Angélica Fuentes asumió la dirección de Omnilife en 2007. Con la meta de ajustar las finanzas recortó al 13% de la plantilla y disminuyó de 37 a siete los puestos directivos. Estas medidas le permitieron reducir en un 20% los costos de la empresa.

Poco después de llegar a Omnilife, Fuentes se casó con Vergara. El cuento de hadas terminó en 2015, y aunque las ventas de la firma subieron un 85% durante el periodo de Fuentes, de acuerdo con cifras de la misma empresa, Vergara relata una historia de despilfarro y estancamiento que lo llevó a retomar el control.

El directivo asegura que Omnilife va por buen camino, una máxima que podría aplicarse a otro de sus negocios: las Chivas de Guadalajara.

Luego de un periodo difícil, el equipo de futbol, que llegó a presidir con Angélica Fuentes, se alejó del riesgo del descenso.

 

Fuente.: Expansion.mx

 

Translate »
error:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar