James Merrill, socio de TelexFREE, solicita la anulación de las pruebas encontradas en las oficinas de la compañía

James Merrill, el socio estadounidense de la compañía declarada en quiebra Telexfree Inc., y que se encuentra en un proceso legal por presunto esquema global Ponzi y que atrapó la cantidad de 3.000 millones de dólares, está pidiendo a un tribunal federal la supresión de la evidencia de pruebas obtenida a través de la búsqueda realizada en la oficina de Marlborough de la compañía hace dos años.

En una presentación ante la corte la semana pasada, el abogado de Merrill argumentó que la convulsión de documentos conseguidos por los funcionarios de Estados Unidos el 15 de abril de 2014, fue “inconstitucionalmente demasiado amplia” por lo tanto no válida.

Los agentes de Seguridad Nacional allanaron las oficinas de Telexfree la misma semana que se declaró en quiebra federal. Los reguladores de valores presentaron cargos de fraude contra el vendedor de servicios de telefonía por Internet y sus directores, acusándolos de funcionamiento bajo un esquema piramidal que atrapó a los inversores de todo el mundo.

Los agentes detuvieron a un ejecutivo financiero saliendo con un ordenador portátil y una bolsa que contenía $ 38 millones de dólares en cheques de caja, según documentos judiciales. Los agentes también se incautaron de numerosos ordenadores, servidores, discos y dispositivos de almacenamiento, de acuerdo con un documento incluido en la presentación judicial.

El abogado de Merrill, Robert Goldstein, en la presentación dijo que su cliente “sostiene respetuosamente que toda la evidencia incautada en virtud de la orden debe ser suprimida“.

Merrill y su co-propietario, Carlos Wanzeler, se enfrentan a cargos criminales en el caso Telexfree. Merrill fue detenido poco después de la incursión de Seguridad Nacional y estuvo en esa situación durante más de un mes antes de ser liberado bajo fianza de $ 900.000 dólares. Actualmente está controlado con un dispositivo de localización GPS y tuvo que renunciar a su pasaporte.

Wanzeler, un nativo de Brasil que vivía con su familia en Northborough, huyó a Brasil, donde comenzó Telexfree, y es considerado un fugitivo. Las autoridades estadounidenses han estado negociando para traerlo de vuelta para el juicio porque no hay tratado de extradición con Brasil.

Goldstein en la última presentación, describió a Merrill como un miembro respetado de su comunidad. Dijo que Merrill “, un padre dedicado a sus tres hijos, trabajador y casado desed hace 25 años, nunca antes había estado en problemas. De hecho, durante toda su vida, Jim ha plasmado la antítesis de un acusado por el gobierno federal”.

El fiduciario en el caso de quiebra Telexfree ha dicho que la compañía tenía casi 2 millones de participantes, procedentes de todos los países del mundo. Se estima que la estafa puede estar valorada en unos 3.000 millones de dólares.

Hasta el momento sólo hay $ 150 millones para devolver a los afectados. El Fiduciario Stephen Darr también está llevando a juicio a “ganadores netos”, o personas que cosecharon beneficios de Telexfree y que realmente era el dinero aportado por otros inversores.

Darr está demandando a 15.000 residentes en Estados Unidos y 78.000 personas en el extranjero que cosecharon los beneficios de forma inadecuada con Telexfree.

 

Fuente.: bostonglobe.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
error:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar