La digitalización marca la nueva Venta Directa

El sistema comercial de venta directa está en plena evolución, marcado principalmente por las tendencias digitales.

La Asociación de Venta Directa estadounidense –DSA– mostraba en 2016, unos datos que reflejaban que al 68% de los estadounidenses no les gustaba comprar en línea porque no podían ver, tocar o probar los productos.

 

Cambio en el comportamiento

Actualmente este comportamiento ha cambiado radicalmente, lo que ha impulsado el movimiento de los consumidores hacia las compras en línea.

Uno de los acontecimientos que ha acelerado está variación ha sido el impulso provocado por la pandemia del COVID 19. Esta circunstancia negativa, ha resultado ser un revulsivo para este sistema comercial.

 

Adaptación a un nuevo mercado

Las empresas de venta directa se han adaptado a este cambio de mercado y se han alejado del formato de venta de contacto para ofrecer una experiencia de venta en línea a través de herramientas digitales como portales afiliados, carritos de compras en línea y sitios web replicados.

La situación provocada por el coronavirus ha hecho que las compañías agilicen su transformación hacia la digitalización y ofrezcan nuevas alternativas a los distribuidores y consumidores para acercar sus productos.

 

Enfoque directo y rentable

Los esfuerzos realizados se han hecho con un enfoque directo y rentable, cumpliendo con los requisitos de una nueva era centrada en las redes sociales y una base de consumidores más amplia.

Durante los últimos cinco años las empresas de venta directa han rediseñado sus negocios para enfocarse en plataformas digitales y establecer canales digitales efectivos a través de Internet y diferentes dispositivos digitales como teléfonos inteligentes y tabletas.

 

Actualización para mantenerse en la brecha

Las organizaciones de venta directa que se mantienen al día con la velocidad del cambio en el comportamiento del consumidor y las necesidades del mercado, incluidas las tendencias de compra, los requisitos de la fuerza laboral, el aumento de la velocidad y frecuencia de los pagos, la seguridad de los datos y el diseño y la optimización digitales, estarán mejor equipadas para competir y tener éxito en un mercado que cambia rápidamente.

Las aplicaciones digitales marcan el futuro de la venta directa y las compañías que no se adapten a ellas dejaran de estar bien posicionadas para competir en el sector.

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar