Los 11 errores que comenten los emprendedores en la planificación de sus recursos monetarios

El emprendimiento es la base fundamental de cualquier economía, si esto se une con la juventud se produce la fusión ideal para la generación de empleo. Un reciente artículo de la revista Forbes México comenta que “cada vez más jóvenes emprendedores se aventuran a crear su propio negocio” pero se enfrentan a un importante inconveniente, la falta de capital, problema que puede resultar complicado. Contraer una deuda es una opción viable si se sabe manejar y se sabe discernir entre crédito o capital, dependiendo de lo que sea necesario en ese momento.

“Tenemos que quitarnos la idea de la cabeza de que la deuda es mala. Es una responsabilidad fuerte, tienes que entender bien tus flujos. Si sabes perfectamente qué vas a necesitar y cuándo, es una muy buena ayuda”, dijo Daniela Barroso directora de Banca Patrimonial de Finmex.

 

Las diferencias entre crédito y capital son

El crédito se tiene que pagar, tiene un costo (tasa de interés), requiere un respaldo (una garantía como hipoteca, prendas o avales), cubre una necesidad real y se otorga en un momento específico.

El capital no se tiene que devolver, pero tiene un costo (se debe ceder una parte de la empresa), requiere un respaldo (que en este caso es el emprendedor), cubre una necesidad real, es dinero inteligente y se otorga en un momento en específico.

“Con el capital los emprendedores deben tener claro que lo que están buscando es un socio y no simplemente dinero”, dijo Daniela Barroso.

Una de las desventajas del crédito es que si no se liquida se deberá pagar con la garantía y si no se tiene una buena planificación financiera, se puede terminar trabajando para la institución a la cual se solicitó el crédito.

La desventaja del capital es que al final estás dando un porcentaje de tu empresa y puedes llegar a perder el control de algunas decisiones en ella.

Finmex, entidad financiera integrada dentro un grupo de empresas dirigida a emprendedores, empresarios, pequeñas y medianas empresas, se acaba de asociar con la Asociación Mexicana de Capital privado (Amexcap), para crear conciencia de que el crédito y el capital no están peleados.

“La deuda sana te ayuda a tomar oportunidades muy buenas de negocio”, comentó Daniela Barroso.

Para acceder a un crédito, Barroso recomienda visitar a bancos, Sofomes o instituciones del gobierno. Y para lograr captar capital los emprendedores deben acercarse a fondos de gobierno, subsidios, fondo de garantía, amigos y familiares, fondos de capital semilla, fondos de capital emprendedor o fondos de capital privado.

 

Los 11 errores que cometen los emprendedores según Finmex
  1. Falta de liquidez. En los primeros meses de actividad se da por una mala planificación de los ingresos al inicio y por exceso de optimismo.
  2. Mala planeación del presupuesto. Es un error común hacer el plan financiero sin tener en cuenta las necesidades a mediano plazo.
  3. Costos fijos elevados. El outsourcing ha sido la solución ideal de los emprendedores para reducir costos fijos, pero esto sólo se debe aplicar a áreas secundarías, que no formen parte del core business. Hacer esto sería un riesgo importante en la calidad de los servicios y productos.
  4. No reinvertir en el negocio. El exceso de prudencia a la hora de invertir en un negocio es un error que puede acabar en un fracaso por una infradimensión del negocio. Un error común es no saber planificar de anticipado las necesidades de inversión del negocio.
  5. Adquirir demasiada deuda. La mitad de los emprendedores financian el 100% del negocio con su propio bolsillo. La asfixia de negocio provoca falta de clientes, un mal cálculo entre los ingresos y el pago de la deuda.
  6. Ser optimista en los ingresos. Cuando se monta un negocio siempre se calcula mal el tiempo que se va a tardar en empezar a cubrir los gastos.
  7. Servir a los morosos. Tropezar con un cliente moroso puede suponer la muerte del negocio.
  8. No distinguir entre las finanzas personales y las del negocio. Es un típico error usar las ganancias del negocio para pagar las compras personales.
  9. No ahorrar nada de utilidades. Cuando el negocio comienza a dar frutos el emprendedor comete dos errores: se gasta los recursos o reinvierte todo.
  10. No asignarte un sueldo. Tener un salario fijo ayuda a mantener por separado las finanzas de la empresa de los gastos personales.
  11. No tener opciones de pago para tus clientes. Es fundamental tener diversas alternativas de pago es determinante para que el cliente regrese o no a consumir o comprar tu producto.

 

Fuente.: forbes.com.mx

Translate »
error:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar