Los 5 hábitos de ahorro usados por millonarios, para lograr sus fortunas

El objetivo inicial de cualquier persona que inicie un negocio es el de lograr unos ingresos superiores al de un trabajador asalariado. Algunos incluso soñaran con obtener grandes fortunas, siguiendo el ejemplo de grandes empresarios como: Warren Buffett, Bill Gates o Amancio Ortega, entre otros.

Lograr esas fortunas no es fácil, sólo está al alcance de muy pocas personas, pero sin embargo ese es el objetivo de toda persona que se inicia en el camino del emprendimiento.

Ya sabemos que esta tarea no es un camino fácil, pero si ellos lo han logrado ¿por qué nosotros no podernos?, y una cuestión más importante ¿cómo lo han logrado?.

 

Estudio de Thomas C. Corley

Esa última pregunta también se la hizo Thomas C. Corley, experto financiero que dedicó 5 años a estudiar el comportamiento y hábitos de las grandes fortunas globales.

En su análisis llegó a la conclusión de que antes de alcanzar la cima económica, todos tenían similitudes en su comportamiento inicial.  Uno de sus primeros objetivos es ahorrar entre el 10 y 20% de sus ingresos. Porcentaje que se encuentra en torno al 8% en la mayoría de los países desarrollados.

Lo más relevante, en los años previos a tener fortuna son muy cuidadosos sobre la forma de ahorrar. Utilizan una estrategia que Corley llama “el sistema de cubetas”, la cual divide los ahorros en cuatro categorías generales: ahorro para el retiro, gastos específicos, gastos inesperados y gastos cíclicos.

Así, el quid de la cuestión es cómo lo lograron teniendo en cuenta que las clases medias tiendan a cometer algunos errores recurrentes que torpedean los objetivos que se trazan en el largo plazo.

¿Cómo hacen Warren Buffett o Bill Gates para no caer en esos fallos que hacen que las finanzas personales lleguen a las metas planteadas?

Hay algunos hábitos que puedes apuntar para hacer que se dé la vuelta a la tortilla. Los más poderosos tienden a evitarlos para hacer que su patrimonio se preserve con el paso del tiempo. Estos son las cinco cosas que los millonarios no hacen y de las que puedes aprender para que tus ahorros crezcan en el futuro.

 

No ahorrar lo que te sobre

Una tendencia muy habitual de los ahorradores, sobre todo los más iniciados, es apartar el dinero que les sobra cada mes. No establecen ningunas metas y eso hace que no se alcancen grandes porcentajes de manera periódica.

Este es uno de los principales errores que no acometen las grandes fortunas. Su metodología se centra en apartar capital en cuanto reciben ingresos. Asumirlo como una partida más, como pudiera ser el gasto del teléfono o de la luz. De esta manera, se automatiza el proceso y se pueden incluso superar los objetivos que previamente has establecido.

 

No dejar los ahorros estancados

Esta es una máxima fundamental. Mucha gente opta por tener el dinero parado en su cuenta corriente ante el miedo de perderlo. Sin embargo, no se dan cuenta de que, con el factor inflación, las cifras van menguando con el paso del tiempo. Se pierde un notable poder de compra.

Por eso, los multimillonarios no se quedan sin hacer nada. Parte de esos ahorros los mueven en aras de generar rendimientos que hagan que su dinero no pierda el valor con el paso de los años. Para ello diversifican sus inversiones. Es la mejor manera de reducir el riesgo a largo plazo.

 

Evitar las estafas piramidales

Una de las formas de identificar que se está a punto de caer en una estafa piramidal, es cuando son los propios dueños del negocio quienes hacen el contacto directo con sus potenciales clientes o inversionistas, lo que busca generar una mayor sensación de seguridad y confianza.

En estas estafas no se entregan antecedentes formales de la conformación de la sociedad, ya que son entidades que no están sujetas a ningún tipo de fiscalización, por organos estatales que controlen que se trate de negocios lícitos.

Es importante tener claro que al tratarse de empresas que no son reguladas, la mayoría de ellas operan bajo el giro de sociedades de inversión, o de empresas de asesoría empresarial, y por lo tanto, no están obligadas a tener ningún resguardo o control sobre las inversiones que manejan.

 

No optar por el corto plazo y sí por inversiones de largo plazo

Las características de las inversiones de largo plazo es conseguir la mejor rentabilidad posible a la par que se construye una inversión sólida, constante y sin grandes oscilaciones. Se buscan beneficios aprovechando los flujos de efectivo que ofrecen los activos de la cartera (sean dividendos o intereses). La revalorización de los activos en el mercado queda en un plano secundario.

En las inversiones con plazo menor puede resultar interesante el buscar activos con alta volatilidad, puesto que gran parte de los beneficios deben provenir de la revalorización de estos activos en el mercado. Pero en este caso se debe aprovechar el tiempo, los flujos de efectivo, la reinversión de los beneficios y en última instancia la revalorización (activos muy poco volátiles).

 

No piensan que saben más que nadie

La formación es vital para la mayoría de los inversores multimillonarios. Siempre tienen la mente abierta, puesto que los errores están a la orden del día para todo el mundo. Lo recomendable es estar en contacto con profesionales de inversión para sacar conclusiones y no volver a errar en el futuro. 

En este sentido, la principal recomendación, especialmente para inversores minoristas como cualquier ciudadano de a pie, es que tengan predisposición a aprender.

Una de las prácticas más habituales es hacer cursos o la lectura. En este último caso hay algunos libros como ‘Los 9 pasos hacia la libertad financiera‘: Pasos prácticos y espirituales para que puedas dejar de preocuparte, de Suze Orman; ‘El cambio radical de imagen del dinero: Un plan probado para el bienestar financiero, de Dave Ramsey; o ‘Padre rico, padre pobre‘: Lo que el rico le enseña a sus hijos sobre el dinero y que el pobre y la clase media no, de Robert Kiyosaki.

 

Fuente.: businessinsider

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar