Los 7 consejos para ser emprendedor

El concepto emprendimiento está considerado como una iniciativa de un individuo que asume un riesgo económico o que invierte recursos con el objetivo de aprovechar una oportunidad que brinda el mercado.

Según los últimos datos que recogen el AGER 2018 de Amway, los emprendedores aumentan a nivel global, sin embargo ciscunstancias como el temor al fracaso, las dificultades para iniciar un negocio, la falta de capital y otros factores semejantes imposibilitan el despegue de algunas personas que se consideran emprendedoras.

Sin embargo, si deseas iniciar tu propio negocio o adentrarte en cualquier aventura económica, Luis Vabo Jr., emprendedor de Sieve, ofrece 7 consejos básicos para empezar.

Pero antes de nada analicemos el espiritu del emprendedor:

¿Qué es el espíritu empresarial? 

Los empresarios cuestionan la realidad y piensan en el progreso diario, innovando y solucionando problemas de otras personas, de otras empresas o de la sociedad. Un emprendedor con su negocio promueve un gran desarrollo.

El emprendimiento está generado por la inspiración para hacerlo mejor, la generación de sueños y una gran voluntad para enfrentarse a los obstáculos y retos.

El emprendedor puede estar latente o manifestado de diferentes formas.

Hay personas con un fuerte espíritu empresarial fomentado en diferentes lugares y situaciones: en casa, cuando se deciden a hacer una reforma que optimiza el espacio; en la empresa en que trabajan, cuando un proyecto necesita ser llevado adelante; en la vida, cuando llega el momento de cambiar. Hay personas que aplican todo este potencial en un nuevo negocio– contribuyendo a crear puestos de trabajo para su comunidad, generando ingresos para la economía local, y resolviendo una demanda a través de la innovación.

Hay todavía gente que hace de ese negocio algo mucho más grande. Son los empresarios, de alto impacto, que a su vez trasladan grandes sueños en iniciativas de alto impacto, revolucionando sus mercados, crecen y hacen crecer a su entorno siendo un ejemplo para las generaciones futuras.

 

El perfil de un emprendedor

A pesar de que todo empresario es una persona diferente, hay algunas características comunes a todo emprendedor:

  • El optimismo:Siempre creer que va a salir bien.
  • Auto – confianza:el empresario tiene que creer en sí mismo, en tus talentos y opiniones.
  • Valor para asumir riesgos:un empresario tiene que lidiar bien con riesgos.
  • Deseo de protagonismo:el deseo de ser reconocido, hacerse cargo de su vida y estar lleno.
  • Resistencia y perseverancia:no se rinden fácilmente. Superan desafíos y van hasta el final.

Además de estos cinco comportamientos comunes e indispensables, hay diferentes motivaciones para emprender. En el estudio de Cultura Emprendedora realizado por Endeavor Brasil, en asociación con Troiano, se detallan en 6 perfiles.

 

Consejos fundamentales para emprender

¿Qué debo hacer mi carrera como empresario? La respuesta es simple: emprender.

Bueno, más o menos simple, pues emprender significa superar desafíos, aprender cosas nuevas, tener y poner en práctica nuevas ideas. Esto todo sin hablar de las demandas técnicas y prácticas como hacer flujo de caja, planificación financiera y de marketing, gestión de inventario y personas, definición de políticas de bonificación… ¡muchas cosas! Y de áreas completamente distintas.

En fin, prepararse para seguir la carrera emprendedora no es tan simple. No hay un curso que usted debe hacer, que le garantizará dominar todos los conocimientos necesarios para tocar y hacer crecer un negocio lucrativo. Sin embargo, hay algunas herramientas y recursos.

 

Los siete consejos

 

1) Encuentre a un socio que le complemente

Hay 3 actividades fundamentales en la vida del emprendedor: vender, entregar el producto, cuidar las finanzas. ¡Ningún ser humano en el mundo es capaz de hacer bien las 3 cosas! ¡Usted necesita encontrar un socio que te complemente!

 

2) Hecho es mejor que perfecto

No pierdas tiempo con planificaciones largas. Devorando libros de planificaciones, metodologías para alcanzar una expansión rápida. Construye prototipos o presenta un número de productos mínimo para convertir tus ideas e hipótesis en realidades del negocio.

Sal a la calle, y da a conocer el negocio y los productos. Pon las manos en la masa y repite el proceso hasta que el negocio comience a ganar fuerza.

 

3) Comenta tu idea a 2 personas: “Dios y el mundo!”

Olvídate del mito de que “alguien robará tu idea”. Cuanto más comentes tu idea, más vas a ser bombardeado, más vas a ver los puntos débiles y más aprovecharás los comentarios para mejorar tu producto y el modelo de negocio.

Al final, serás copiado por alguien, pero eso será una señal de éxito, pues estarás muchos más pasos por delante del que te copie.

Practica tu presentación hasta que te salga sola. Entrena frente al espejo, con amigos y familiares. Explica el negocio hasta para niños, si ellos lo entienden, cualquiera será capaz de comprenderlo. Esto te ayudará a aprovechar mejor las oportunidades que surgen.

 

4) ¿Validó su idea? Ahora, toca darla a conocer

Ve a todos los eventos, encuentros, congresos, ferias, añade y sé agregado por todos en LinkedIn, intente llegar al tomador de decisión. Tu objetivo ahora es conseguir el máximo de clientes y validar el modelo operativo.

Tu meta en esta fase es tener un problema que todo emprendedor quisiera tener: “vender tanto y no saber cómo entregar”.

 

5) Buscando inversores ¡Lo menos importante es el dinero!

La siguiente fase es comenzar a buscar un inversionista que acelere el proceso. Pero es importante crear una sinergia que favorezca el establecimiento de una red entre ambos. Si te sientes identificado con las personas que se sientan al otro lado de la mesa, pronto estarán sentadas al mismo lado que tú.

Por último, vendrán los aspectos económicos del acuerdo.

 

6) Construir una cultura organizacional

Has seguido el checklist: identificando un problema claro de un mercado grande, has creado una propuesta de valor diferenciada a partir de un producto innovador, un modelo de negocios escalable, modelo operativo que se ejecuta, clientes que se conquistó y retenido, los procesos de mejora continua, equipo contratado y se desarrolla…

El siguiente paso es crecer de forma acelerada pero sostenible, protegiéndote de los copycats, que no tardarán en llegar. ¿Y cuál es el secreto para eso?

Construir una empresa basada en valores, contratar a personas mejores que tú y perseguir diariamente un propósito y un sueño grande.

Podrás ser copiado en precios, productos, posicionamiento, modelo de negocios, etc., pero tu cultura organizacional ¡JAMÁS será copiada!

 

7) Creer, creer, creer, persistir, no desistir

Durante el camino, encontrarás desafíos como: pesadas cargas tributarias, burocracia, poco acceso a crédito, anticuada legislación laboral, competencia desleal, cuellos de botella de infraestructura, falta de profesionales calificados, poca educación emprendedora.

A pesar de esto, no hay motivo para el pesimismo, tenemos que creer y soñar en construir un mundo de emprendedores, que son agentes efectivos para el cambio de nuestra sociedad.

Recuerda que “más importantes que sus cualidades o habilidades, lo que determina realmente QUIENES SON, son sus ELECCIONES!”.

 

Fuente.: endeavor

Translate »
error:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar