Los 9 malos hábitos de algunas compañías de venta directa

La Venta Directa está demostrado que es una gran oportunidad de negocio para millones de personas en todo el mundo. Esto genera una creación de empresas dedicadas a este sistema comercial, que en algunas ocasiones muestran un comportamiento indeseable para sus distribuidores, clientes e inversores.

Un artículo publicado en la web especializada en el sector ‘World of direct selling’ nos muestra nueve hábitos perjudiciales para la industria y que algunas empresas, no todas, ponen en funcionamiento.

Como bien expone el autor: “seguro que encontrará al menos algunos de ellos familiares …”

 

Los nueve hábitos perjudiciales

 

 

Mirar hacia otro lado

El cumplimiento no sólo se espera del personal corporativo. Es tan importante hacer cumplir esas políticas escritas en el campo y responsabilizar a los consultores independientes por lo que hacen, antes de que las autoridades actúen sobre ellos.

 

No cumplir promesas

Esto se presenta por varios motivos: fechas de lanzamiento faltantes de nuevos mercados, presentaciones de productos, promociones, nuevos programas de capacitación, adición de personal al cuartel general … ¡Peor aún es la falta de fechas de pago de comisiones!

 

Jugando con el Plan de Compensación y las Políticas

Los cambios frecuentes realizados en el plan de compensación y las políticas y procedimientos indican solo una cosa: la falta de preparación de la Administración. Y cualquier intento de crear planes de compensación “adicionales” o de encontrar formas de generar dinero a partir de estos planes son manifestaciones de una empresa que uno debe pensar dos veces antes de unirse.

 

Sato al mercado internacional

La expansión internacional tiene que ser una actividad planificada y cada nuevo mercado debe ser entendido con todos sus pros y contras. Siempre es prudente primero, “probar” el negocio durante un largo período en su país de origen antes de llevarlo al extranjero.

 

Apegarse a su mercado local

Este tampoco es un buen hábito. Hay empresas que han estado en el negocio durante muchos años, que todavía no tienen intenciones de expandirse internacionalmente. El conservadurismo en este sentido solo significa oportunidades perdidas para todos los interesados.

 

Desatención de la comunicación

Lo creas o no, las palabras no se propagan por sí solas, especialmente cuando esperas que esto suceda. Es vital establecer canales de comunicación adecuados entre la Sede y el campo y también el público en general.

 

Concentrarse en la fuerza de ventas, ignorando al personal

Es cierto que el campo es donde se crea el crecimiento y donde se generan los ingresos. Sin embargo, los consultores no pueden acercarse al éxito si la empresa no cuenta con un equipo competente y motivado en la oficina central.

 

Administrando mal el campo

La fuerza de ventas es una fuerza que necesita ser manejada y controlada bien y en justicia. Nunca es aconsejable dar crédito completo a cada una de las respuestas y aplicar cada idea proveniente de los consultores. Cuando se trata de la implementación de políticas y procedimientos, tratar a los consultores por igual independientemente de su rango es igual de importante.

 

Desordenar Promociones

Lo fallos más comunes aquí son establecer objetivos incorrectos y recompensas incorrectas (o no configurarlas en absoluto). Luego viene, la obligación a detener la promoción antes de su fecha anunciada debido a los fallos iniciales. El peor de los escenarios bajo este encabezado es crear un plan de compensación paralelo basado en promociones.

 

Fuente.: worldoddirectselling

Translate »
error:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar