Omnilife, el sueño de un emprendedor hecho realidad

Jorge Vergara, es el prototipo de empresario que se ha hecho a sí mismo consiguiendo un imperio con trabajo, lucha, tesón y sacrificio. Todo comenzó hace 25 años con una inversión de 10.000 dólares y un equipo formado por tres empleados, seis distribuidores independientes y un solo producto dentro de su catálogo de suplementos alimenticios.

Su familia tampoco creía en los resultados positivos de la empresa, sin embargo actualmente Omnilife factura unos ingresos anuales de 6.484 millones de pesos, opera en 19 países y planea su entrada a la Bolsa. Su sueño se ha hecho realidad y se ha convertido en uno de los empresarios más sobresalientes de México y un ejemplo mundial de emprendimiento.

Vergara, fundador y presidente del Grupo Omnilife inició su empresa en 1991, exactamente un 11 de septiembre. “cuando comenzamos con este proyecto nadie nos creía, pensaban que estábamos locos y mi familia decía que tuviera cuidado con los que iba a hacer, no confiaban ni en el producto. No teníamos el producto ni la compañía y ya me estaban diciendo que tuviera miedo”, recuerda el dueño de la compañía de MLM Omnilife.

En sus primeros días la empresa se denominaba Omnitrition USA, fundada junto con tres colegas estadounidenses. Para comercializar su primer producto hizo un encargo al proveedor de Estados Unidos, con dinero anticipado por los propios distribuidores. El fabricante remitió otro producto que le sobraba y no el solicitado. “Devolverlo no era una opción porque era más caro”, dijo Vergara.

“Decidimos venderlo aunque no era de nuestra línea. Era una galleta y los distribuidores pusieron 250.000 dólares de anticipo”. Posteriormente comenzaron a comercializar OmniPlus. En aquellos años este tipo de productos era muy difícil de comprender, los suplementos vitamínicos no eran tan habituales como en estos días.

Anteriormente a todo esto, Vergara ya había comenzado sus negocios en otro sector, con la venta de carnitas. Para ello se levantaba a las cuatro de la mañana diariamente para freír la carne de cerdo, preparar la salsa y vender el producto. Como consecuencia de esto , comenzó a engordar y tener problemas de colesterol. Esta situación fue la que le condujo a tratarse mediante productos de suplementos con la idea de mejorar su salud y a la postre la causa que le llevó a iniciar el proyecto de lo que hoy es Omnilife.

Los inicios en cualquier negocio no son fáciles y tampoco lo fueron para Vergara y su nuevo proyecto. Su primer año fue difícil, el creador de la compañía de Network Marketing tuvo que hacer de todo, hasta que lentamente fue creciendo. Uno de los principales problemas con los que se tuvo que enfrentar fue la devaluación del peso, durante la época de 1994 hasta 2000, lo que produjo un aumento en los precios de los productos comprados en EE.UU.

Finalmente y tras pasado este periodo, se comenzó a vislumbrar los primeros atisbos de crecimiento. Al conseguir los primeros frutos, adquirió una máquina para la fabricación de sus productos y comenzó la construcción de una planta de manufactura en el Salto, Jalisco (México).

Una vez estabilizado en México, se produjo de una forma casual su expansión a otros mercados, siendo el primero Colombia, posteriormente fue Perú (segundo mercado en importancia para la marca después de México), seguidamente el crecimiento se trasladó a mercados como Argentina, Bolivia , Venezuela y Brasil, donde la empresa planea abrir una nueva planta de producción.

Omnilife, ha sido la empresa que le ha posibilitado la entrada en el mundo del fútbol y en 2002, adquirió una gran parte de las acciones del Club Deportivo Guadalajara, más conocido en México como ‘las chivas’.Posteriormente también adquirió el Deportivo Saprissa de Costa Rica, vendiendo este último en 2011.

Otro de los momentos más difíciles vividos por Omnilife y en la vida personal de Vergara fue el causado por la separación de su segunda esposa, Angélica Fuentes. Jorge había contraído matrimonio con Fuentes en una espectacular boda celebrada en la India y enseguida paso a formar parte de la dirección de Omnilife, lo cual le permitió crear paralelamente otra compañía de MLM, Angelíssima, especializada en belleza y cuidado personal. Aunque los rumores de separación sonaban cada vez más fuertes, en abril de 2015 Vergara anunciaba que retomaba el control en la dirección del Grupo Omnilife-Angelíssima-Chivas y reconoció la total ruptura con su esposa.

Posteriormente, se han vivido momentos muy difíciles con acusaciones por ambas partes, y situaciones, según comentarios hechos por el propio Vergara, que podían haber perjudicado notablemente el funcionamiento de Omnilife.

Todos estos acontecimientos, parecen no haber hecho una gran merma en la compañía de Marketing Multinivel. Pero esto no es el final de la historia, en su 25 aniversario la compañía de venta directa tiene pensado extender su mercado hacía nuevas fronteras y ha puesto sus miras en el regreso al mercado estadounidense y la llegada reciente al mercado de Rusia, y para finales de 2017 sus objetivos son Nigeria y China. Con estas nuevas aperturas el Grupo Omnilife estará presente en prácticamente todos los continentes, facilitando con ello su expansión por los mismos.

A esto hay que añadir que también tiene la intención de adentrarse en las cotizaciones de la Bolsa mexicana. En resumidas cuentas Vergara ha cumplido sus sueños, ha alcanzado el éxito y se ha convertido en un empresario ejemplo para muchos de nosotros.

Fuente.: Multinivelzgz

 

Translate »
error:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar