Seguimiento de las empresas piramidales en Colombia

Las pirámides siguen siendo motivo de investigación en Colombia, pues firmas como Financiera Popular, Multinivel amigos en Línea, Club todos ganamos, Cadenas de Inversiones las Acacias y Servicréditos, que no están autorizadas para captar recursos del público en forma masiva, emplean nombres similares o denominaciones propias de las entidades que sí están bajo la vigilancia del ente regulador para generar confianza en el consumidor. Así lo reveló la Superintendencia Financiera de Colombia que advirtió sobre los modelos de negocios con esquema piramidal.

La entidad de regulación y control, a través de un comunicado, dijo que las ‘pirámides’ están operando mediante el uso de mecanismos que no permiten a los afectados identificar a la persona ante la cual pueden reclamar, pues explican que estas firmas utilizan sitios virtuales para el envío de las invitaciones de los datos de las personas a las cuales deben entregarle su dinero.

Gerardo Hernández, superintendente financiero de Colombia, afirmó que «cuando las personas participan en los esquemas piramidales lo que están haciendo es colaborar en que quienes entren, pierdan sus recursos».

“Estas personas son partícipes de la captación ilegal, hemos venido atacando varios frentes, además hemos hecho advertencias sobre la existencia de sociedades que utilizan nombres similares para tratar de confundir a las personas”, explicó.

De acuerdo con la Superfinanciera, Multinivel amigos en línea constituye un esquema piramidal puesto que invita a la gente a entregar $100.000 y los datos de dos personas que realicen este mismo proceso, y según el ente regulador, a quien decida vincularse a esta sociedad se le ofrece supuestos rendimientos que provienen de la vinculación de más personas.

Carlos Andrés Delvasto, profesor de la Universidad Javeriana de Cali, afirmó que un esquema piramidal funciona cuando más personas depositan, ya que para que se les devuelva el dinero otras deben meter su plata en la sociedad.

“El fundamental es una expectativa de retorno y eso va a crecer hasta que la pirámide tenga alcance, realmente este también es un tema cultural y personal”, aseguró.

Ahora bien, Club todos ganamos presenta características de un esquema piramidal ya que los promotores invitan a las personas a realizar un aporte de $50.000 y los datos de dos personas que realicen el mismo proceso y el dinero debe ser depositado a la persona que diga el administrador a través de correo electrónico.

Según la Superfinanciera, tanto la persona que recibe el dinero como la que invita a los demás para que se inscriban están incurriendo en una captación de dineros del público que no es autorizada.

“En estos casos lo que nosotros hacemos es ordenar el desmonte de la sociedad y la Superintendencia de Sociedades es la que toma riendas sobre el asunto. Hemos hecho jornadas con una campaña que denominamos ‘de eso tan bueno no dan tanto’ y fuimos a las ciudades que presentaron mayor número de quejas”, agregó Hernández.

De otra parte, Bienvenido a nuestro club o eres parte del juego también evidenció un esquema piramidal ya que es promocionado a través de un correo electrónico desde el cual invitan a que los ciudadanos entreguen $100.000 a la persona que determine el administrador y a vincular a dos personas más para que hagan la misma operación.

La sociedad Cadena e inversiones las Acacias, según la Superfinanciera, también presentó características de un típico esquema piramidal ya que opera por internet y a través de este medio pide entregar $20.000 y los datos de dos personas que realicen el mismo proceso.

De acuerdo con el ente regulador, esta empresa, a las personas que se vinculan, les prometen supuestos rendimientos que provienen únicamente de la atracción de más personas al esquema piramidal.

Hernández agregó que “teniendo en cuenta esta situación nuestro objetivo es visitar ciudades como Cali, Medellín y San Andrés, con el fin de establecer una metodología dependiendo del objeto social de las compañías y así revisar si existe una captación ilegal”.

Al no estar autorizada para desarrollar actividades propias de las entidades sometidas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia, Financiera Popular no tiene la facultad para emplear en su razón social el vocablo “Financiera”, pues de acuerdo con la Superfinanciera es una denominación utilizada exclusivamente por las entidades que se encuentran bajo la inspección, vigilancia y control. Hernández fue enfático al señalar que “quien tenga información puede ponerla en conocimiento de la Fiscalía”.

Fuente.: larepublica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
error:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar