Suecia solicita la ilegalización de la minería de criptomonedas

Una de los grandes inconvenientes con los que se enfrenta la minería de criptomonedas es el impacto medioambiental y que ha hecho que muchos países se posicionen en contra de esta práctica.

Suecia, país europeo que tiene como prioridad la obtención de energía mediante sistemas de fuentes renovables, ha sido el último en dar la espalda a este minado.

 

Pronunciamiento de las autoridades

Recientemente el director de la Autoridad de Supervisión Financiera de Suecia y el director de la Agencia de Protección Ambiental de Suecia han anunciado que el uso de energía por parte de los mineros podría imposibilitar el cumplimiento del Acuerdo Climático de París.

Como muestra al alto precio energético que se paga para lograr criptomonedas, entre abril y agosto de este año, el consumo de energía relacionado con la minería de bitcoins ha sido equivalente al consumo de la electricidad equivalente a 200.000 hogares.

 

Crecimiento de las minas en los países nórdicos

Los directores de los principales reguladores financieros y medioambientales de Suecia pidieron que se prohíba en toda la Unión Europea la minería de criptodivisas, tanto de ethereum como de bitcoin.

En los últimos meses, los países nórdicos han visto un aumento de la minería de criptomonedas, ya que los productores, atraídos por los precios más bajos de la energía y la relativa abundancia de electricidad renovable, huyen de China, ahora país enemigo del sector.

 

Desvío de la energía renovable

El crecimiento de la minería de criptomonedas conlleva un coste de oportunidad, según Thedéen y Risinger, ya que la energía renovable de Suecia se desvía de los usos industriales, de transporte y domésticos, y se destina a Bitcoin y otros tokens.

Según los reguladores suecos, es posible conducir un coche eléctrico durante 1,8 millones de kilómetros (44 veces la circunferencia de la Tierra) utilizando la misma energía que se necesita para minar un solo bitcoin, y cada día se minan 900 bitcoins.

 

Problema medioambiental

Como podemos comprobar, pese a que muchos mineros justifiquen su actividad con que la energía que ellos usan es de origen renovable, hay que entender que si usamos esta energía para minar la estamos quitando de usos mucho más lícitos, ya que la energía renovable ha crecido pero aún no sobra.

Hasta que no alcancemos la meta de las cero emisiones, la minería va a suponer un problema medioambiental, el cual sólo contribuye al cambio climático y que no aporta nada de valor más allá de unas pocas personas que se lucran de ello.

 

Fuente.: computerhoy

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar